miércoles, 30 de abril de 2014

Penélope Cruz y el desprecio a la excelencia.


Ayer por la tarde, cuando me disponía a ver un episodio de una de las series que sigo habitualmente a través de la página web Series.ly, me paré en la sección de noticias de dicha página y leí un artículo recién publicado sobre la actriz española Penélope Cruz. El artículo se titulaba "Penélope Cruz: 40 años y 10 papeles clave". En él, se hace un repaso a los papeles más destacados de su carrera (desde el punto de vista del autor), con motivo del cuarenta cumpleaños de la actriz.

Yo, que me considero un auténtico cinéfilo y serieadicto, no soy en absoluto clasista a la hora de ver una película o seguir una serie, independientemente de la temática y los actores que trabajen en ella. Ante todo, creo que hay que ver antes de opinar, fundamentalmente para poder juzgar con conocimiento de causa.
Por este motivo, me llevé una gran sorpresa cuando leí los comentarios de los usuarios que como yo, entraron a leer la noticia. Más del 90% eran negativos y altamente ofensivos. Casi todo el mundo ponía a la actriz a caer de un burro y decían auténticas salvajadas sobre ella, utilizando como arma arrojadiza una serie de argumentos que poco tienen que ver con su carrera profesional.

Es un hecho que es una de las actrices más taquilleras de nuestro país, por lo que la opinión de los internautas no es en absoluto definitiva ni representativa de la realidad. Todos sabemos que en Internet la gente echa el hígado por la boca si es necesario, pues el anonimato está más que asegurado y se puede decir la mayor barbaridad del mundo sin consecuencias. Pero ese es otro tema...

Hablemos sobre los mitos que han perseguido a la actriz desde el inicio de su carrera hasta que ha conseguido alcanzar la cima del éxito:

1- Está donde está gracias a sus relaciones personales.
Muchos de esos comentarios que mencionaba antes iban dirigidos hacia el hecho de que la actriz ha alcanzado el éxito profesional gracias a sus relaciones sentimentales. No me gusta utilizar el nombre de otras personas porque no me gusta ofender, pero a veces creo que es necesario usar ejemplos para ilustrar con claridad lo que se quiere decir.
Si seguimos ese razonamiento, actrices como Paz Vega o Elsa Pataky (salvando las distancias), también deberían haber ascendido a lo más alto de la meca del cine, pues han tenido y tienen relaciones sentimentales con hombres importantes de la industria. Sin embargo, ninguna de ellas ha logrado obtener ni de lejos el éxito de la chica de Alcobendas y obviamente a ninguna de ellas se la cuestiona de la misma forma que a Penélope. 
Para empezar, no veo que haya algo malo en tener una relación sentimental con alguien de tu entorno profesional. Es más, en el caso de una actriz, encuentro más lógico enamorarse de un actor, productor o director, pues cualquiera de ellos forma parte de su círculo próximo, antes que de un charcutero, si no pisa nunca un supermercado. Es como si a una enfermera se le echa en cara tener una relación con el médico de su planta. Yo lo veo absurdo, pero vamos... Para mucha gente parece ser algo inmoral.
De cualquier manera, da igual con quién te relaciones. Puede que tu entorno ayude a darle un empujón a tu carrera profesional en un momento dado. Eso no lo pongo en duda. Pero una vez estás arriba, lo difícil es mantenerse. Para hacerlo, tendrás que demostrar que vales y que estás ahí por méritos propios. Para mí, ella lo ha hecho de sobra.

2- Es mala actriz, porque sí y punto.
Yo no soy fan de Penélope a pesar de lo que mucha gente pueda pensar tras leer este post. Pero no juzgo el trabajo de una actriz en función de que me caiga mejor o peor. Considero que tiene interpretaciones sublimes, otras mediocres y algunas malas, al igual que la inmensa mayoría de los actores y actrices de este país. Hay pocos que hayan conseguido mostrarse brillantes en cada uno de sus trabajos y ella no es la excepción. Pero no se puede catalogar a una actriz como "mala", si no se tiene un conocimiento amplio de su filmografía. 
Otros comentarios hacían referencia a una evolución lineal en su forma de interpretar. Uno de ellos decía textualmente "actúa igual de mal en el videoclip de Mecano que en la peli de Woody Allen". Ese comentario no es digno de respuesta, pero es que me parece tan patético que tengo que contestar. ¿De verdad os parece igual la Penélope de "Jamón Jamón", a la de "Abre los ojos", "Carne Trémula", "Ghotika", "Volver" o "Vicky Cristina Barcelona"? Su evolución es más que evidente y su madurez como actriz queda patente, así que sobran las palabras... 

3- Es una de las actrices más sobrevaloradas del mundo. No se merecía el Óscar.
Para empezar, no es que simplemente haya ganado un Óscar, sino que ha estado nominada nada más y nada menos que en tres ocasiones. Además, a eso habría que sumarle el premio BAFTA, el del Festival de Cine de Hollywood, el del Festival de Cine de Cannes, el premio David de Donatello, el premio de Cine Europeo, el premio Gaudí, varios Fotogramas de Plata, varios premios de la Unión de Actores y por supuesto el Goya en tres ocasiones. Si además añadimos las numerosas candidaturas a los Globos de Oro apaga y vámonos.
Meryl Streep (sí, señores... Meryl Streep, esa diva de la gran pantalla considerada por los críticos cinematográficos y también por mí, como la mejor actriz viva y una de las mejores actrices de la historia), llegó a elogiar en una entrevista a Cruz, alabando la frescura, naturalidad y espontaneidad que desprende en cada uno de sus papeles. Obviamente no estoy comparando a la grandísima Meryl con Penélope, porque eso significaría que me he drogado y me he vuelto loco de remate y por supuesto aún no he llegado hasta ese extremo. Solo digo que cuando una actriz de su talla pronuncia estas palabras en referencia a una compañera de profesión, al igual que hicieron en su día actores como Rafael Azcona y Fernando Fernán Gómez; y directores como Fernando Trueba, Woody Allen, Pedro Almodóvar y Bigas Luna la escogen como protagonista para sus películas, supongo que verán en ella algo más que una simple chica mona y que ese "algo más" se llamará TALENTO.

4- Es antipática y mira a los españoles por encima del hombro.
Esa es otra de las frases pronunciadas por uno de los usuarios de la web en el artículo que publicaron sobre la actriz. 
¿Por qué es antipática? ¿Porque en España se niega a conceder entrevistas o dar declaraciones sobre aspectos de su vida personal y únicamente habla cuando se trata de promocionar sus proyectos profesionales? Quizás lo haga porque sabe que la prensa española es bastante sensacionalista y quiere ser considerada como lo que es, una actriz y no un personaje de la prensa rosa. Un reconocimiento que sí se le da fuera de este país, tanto en el resto de Europa, como en Latinoamérica y en Estados Unidos.
Ella misma dijo en una ocasión, que a veces la timidez puede ser confundida con arrogancia. Quizás el ser hermética en ciertos aspectos por timidez o por una simple decisión personal, ha hecho que muchos la consideren prepotente. Algo con lo que yo no estoy en absoluto de acuerdo.
También leí como la comparaban con Antonio Banderas diciendo que era un increíble actor y además simpático, que Penélope debía tomar ejemplo de él y bla bla bla... Banderas ha tenido un indiscutible éxito comercial con muchísimas de sus películas y ofrece una imagen bastante cercana y sencilla, estoy de acuerdo. Pero ¿realmente consideráis equiparable el éxito de Antonio al de Penélope? Él ha conquistado Hollywood, pero ella ha conquistado el mundo entero. No obstante, yo creo que tanto en su vida profesional como personal, ambos tienen algunos puntos en común. Sin embargo, mientras a Antonio lo coronamos por sus éxitos, a Penélope la lapidamos.
Javier Bardem también cae mal en general. Sin embargo, parece que el "mal carácter" de él no importa, porque es un gran actor. ¿Somos capaces de desligar el talento de la personalidad en el caso de los hombres, pero no en el de las mujeres? ¿Habrá un trasfondo de machismo en todo esto?


Aquí os dejo el vídeo de una entrevista que concedió en el año 2007 para el programa "El Reservado", ante la que fue su primera nominación al Óscar por su célebre papel de Raimunda en la película "Volver" de Almodóvar. Os animo a verla, pues además de hacer un repaso de su trayectoria hasta ese momento, también habla de manera muy inteligente sobre algunos de los temas que he ido mencionado. Para mí, que hasta ese momento era una gran desconocida pues nunca la había escuchado hablar fuera de la gran pantalla, fue un auténtico descubrimiento, ya que muestra una personalidad diferente a la que imaginaba que tenía en ese entonces. Además, en el vídeo se habla sobre ese "desprecio a la excelencia" al que hago referencia en el título de este post. Os invito a verlo y sobre todo a oírlo, pues no os dejará indiferentes.

En definitiva, mi humilde opinión es que Penélope Cruz ha llegado a la cima por una mezcla explosiva de talento, belleza y fundamentalmente, aunque a muchos les moleste, INTELIGENCIA. ¿Estaría mejor valorada en España si en lugar de ser un producto nacional fuese una actriz norteamericana? Quizás, quizás, quizás...


jueves, 24 de abril de 2014

Supervivientes 2014: el ocaso de la edición más decepcionante de la historia.


A pesar de que en los últimos días he recibido bastantes mensajes de gente pidiéndome posts sobre Supervivientes 2014, comentando tanto las galas de los lunes como los debates de los miércoles, he de confesar que me da una pereza total y absoluta ponerme a escribir sobre la que para mí es, sin lugar a dudas, la peor edición del reality en toda su historia.

Supervivientes 2014 tiene difícil solución pues parece que todo lo que puede salir mal, no solo sale mal, sino que sale fatal. Los datos de audiencia hablan por sí mismos. El gran público le está dando la espalda por completo y prueba de ello es la forma tan descarada que tienen en Sálvame de dedicar más de una hora diaria a comentar los supuestos "noticiones" que se generan en la isla con tal de promocionar el programa y que el formato levante cabeza. Además, así de paso tratan de salvarle el culo a Jorge Javier Vázquez, al que cada día le hace más falta una buena cura de humildad.

Al leer en varios foros de Internet o incluso los comentarios en Twitter de los fanáticos del programa, he podido observar que la mayoría culpa a la imponente competencia de Velvet del fracaso de esta edición. No entraré a juzgar si dicha serie es buena o mala, porque lo cierto es que no he visto más que un par de fragmentos de capítulos sueltos y no tengo criterio suficiente para dar una opinión mínimamente objetiva al respecto. Aunque lo cierto es que también he tenido la oportunidad de leer críticas de prensa especializada en las que ponen a la serie a caer de un burro, a pesar de que se merienda a toda la competencia y la han renovado para una segunda temporada. Imagino que con el tiempo, como serieadicto no clasista que soy, acabaré viéndola y podré opinar con conocimiento de causa.

¡Pero vamos a lo que vamos! Si el programa no funciona, no es porque Antena 3 sea la leche y emita unas series de una calidad suprema, sino porque directamente esta edición es malísima (lo siento por aquellos a los que les guste, pero no hay otra forma de decirlo). A estas alturas del concurso ya van cuatro bajas de concursantes que habrían pasado sin pena ni gloria aunque hubiesen permanecido en el programa de por vida. Bibiana Fernández, por la que siempre he sentido una especial admiración no solo por su trayectoria profesional, sino fundamentalmente por su trayectoria vital y los obstáculos a los que se ha tenido que enfrentar a lo largo de su intensa vida, demostró que aún no sabe muy bien en qué programa está. Llegó al plató tras su expulsión y fue recibida como una auténtica diosa cuando su paso por el concurso ha sido para olvidar. Pese a haber sido una mujer que ha hecho carrera en el mundo del espectáculo durante varias décadas consecutivas, ha demostrado tener muy poco sentido del show. ¿Realmente tenía necesidad de entrar en un concurso de estas características? Yo creo que no, pero allá ella... Y al chino-vasco, Yong Li, lo quieren transformar en el nuevo héroe del reality, el más inteligente y el más estratega. Quizás sea así, pero a mí la verdad es que importa un pepino. Así están las cosas...

Por si fuera poco, en un intento desesperado por salvar la edición, van y meten a Amador Mohedano coincidiendo con la vuelta de Rosa Benito a la televisión, a ver si de esa forma crean una polémica paralela que dé algo de juego. Claro, habría tenido mucho más morbo meter a Fran Álvarez, pero teniendo en cuenta que eso supondría un conflicto de intereses de la cadena con Belén Esteban, de momento se han tenido que conformar con el de Chipiona como sucedáneo. También han metido a Rebeca Pous alias "Duro de Pelar" ¡y suelto mi pelo y pinto mi cara, me pierdo la noche, me quemo en la playa! Perdón, que me pierdo en mis pensamientos... En fin, que a la pobre chica, que ha resultado ser de las más normalitas (en el buen sentido), le han picado unos mosquitos parecidos a los de Jumanji a juzgar por el tamaño de las ronchas y se ha tenido que pirar 48 horas para que le traten las picaduras. El que hizo el cásting se habrá quedado en la gloria...

Ahora no paran de explotar el asunto de Oriana (la concursante más corta en todos los sentidos de cualquier edición del reality) y los cuernos que al parecer le ha puesto a su novio Tony, mientras éste se encuentra en la isla concursando en su lugar. Y siguiendo en la línea de la infidelidad, ahora nos machacan con la historia de que Borja, el novio de Chiqui, le ha puesto los cuernos durante meses con una chica brasileña que se dedica al "mundo del espectáculo y de la noche". Una forma muy fina de decirlo... En fin, otra historia para no dormir. 

Empecé escribiendo y colgando vídeos que ilustraban los aspectos más llamativos de las galas, sobre todo porque hay gente que reside fuera de España y no pueden seguir el programa en directo a través de Internet, y también porque dentro de los reality shows que se emiten por televisión, Supervivientes siempre me ha parecido de los más interesantes, por la experiencia que supone, el riesgo, la aventura, el hecho de vivir en condiciones más o menos extremas, etc. Pero después de tragarme varias galas y no sentir ni una pizca de interés, he decidido aparcar mis posts sobre el programa y solamente escribiré sobre él si pasa algo REALMENTE INTERESANTE. Cosa que por lo visto no ocurrirá en breve...


domingo, 6 de abril de 2014

Belén Esteban y Rosa Benito. ¿Quién marca la diferencia?


El pasado viernes, Rosa Benito regresaba al plató de "Sálvame Deluxe" 109 días después de su retiro televisivo. Volvía vestida de blanco y con un buen aspecto físico y daba las gracias a los profesionales que le habían ayudado a solucionar sus problemas mentales. 
Contaba que cuando se enteró de que Amador Mohedano iba a conceder una entrevista en "Abre los ojos… y mira", le llamó y le explicó que si lo hacía, mientras le estuviera viendo, se quitaría la vida. Un mensaje desesperado que hizo que su ex diera marcha atrás en sus deseos de acudir a televisión.
Las cosas no fueron a mejor y Rosa comenzó a escuchar y sentir cosas que le hicieron estar peor, por esto pidió a su psiquiatra que la internase en un centro. Le apetecía estar sola y aislada de todo, y aunque solo estuvo quince días allí, explicaba que fue una experiencia fantástica y que conoció a mucha gente con la que hizo amistad. Explicaba que podía recibir las visitas de sus hijos y de su hermana, pero que no tenía noticias del exterior. Después, comentaba que pasó 20 días siguiendo la misma terapia encerrada en su casa.
Confesaba que el amor más grande de su vida es el que tiene hacia sus hijos y desmentía haber tenido una pelea con Chayo. Además, intentaba defender al marido de ésta y también disculpaba la falta de experiencia de su hermana Geles en televisión. 

En general, sus compañeros se mostraban muy fríos y Kiko Matamoros aseguraba que la entrevista había sido una decepción y que había contado las mismas cosas de siempre. Tampoco se mostraban demasiado receptivos Kiko Hernández, María Patiño y Mila Ximénez, mientras que la más entregada y quizás conmovida era Belén Esteban. Entre los temas que tenía que tratar con sus compañeros, nada se decía del comentario que hizo sobre Belén y ambas quedaban en hablar en privado. Tendremos que ver cómo continua este tema en el diario. ¿Qué piensan ustedes?

Mucho se ha hablado sobre las similitudes entre Belén y Rosa. De hecho, los tertulianos dicen que la segunda copia a la primera y envidia su éxito. En 2012, en la conocida página web "Periodista Digital", ya se realizó una comparativa entre ambas, que pueden leer (con pequeños matices) a continuación. Analicemos sus diferencias más llamativas y comprobemos si algunas de las dos "sobra" en el cortijo: ¿Será Rosa? ¿Belén? ¿Las dos o ninguna?

1. ¿Quién genera más contenidos y titulares?

La aportación de Rosa Benito es bastante irregular, aunque últimamente les hace el programa sin siquiera estar presente. Lo bueno que tiene Rosa como colaboradora es que no sólo está ahí por ella sino por su familia. Ella es la cara más pública de uno de los clanes más famosos del país (su ex, su hija, su cuñado Ortega Cano y la familia de éste). Por lo tanto, siempre que le pase algo a alguno de los suyos, ahí estará ella para largar por esa boquita que Dios le ha dado.
Sin embargo, Belén Esteban es un fenómeno social que dura ya casi quince años. El problema es que desde su rehabilitación, se niega a hablar de su vida privada de la misma forma en que lo hacía antes, algo ilógico para muchos, puesto que ese es su valor principal como colaboradora. Pero aún así, todo lo que hace es noticia y aunque ella no quiera, siempre va a haber informaciones sobre su persona, independientemente de que se encuentre en "Sálvame" o no.
Por tanto, podemos decir que la fama de Rosa se limita al universo Telecinco, mientras que la de Belén, guste o no, es más global.

2. ¿Quién da mejores datos de audiencia?

El momento de gloria de Rosa Benito fue en 2011, cuando ganó "Supervivientes". La final del reality batió récords, aunque tampoco fue exclusivamente gracias a Rosa, puesto que aquella edición fue de las más exitosas de la historia. Dentro de "Sálvame", Rosa también es un gran comodín para aumentar el share. De hecho, en noviembre de 2013, pidieron a Benito que adelantase su vuelta (en ese momento también estaba de baja), para poder salvar el mes y vencer a un nuevo programa de la competencia que le estaba haciendo mucho daño. La estrategia funcionó y la vuelta de Rosa registró un gran 18,9% para el "Deluxe".
No obstante, una cosa es dar contenidos y otra es reventar los índices de audiencia. En esto, Belén Esteban es una experta. Es más, cada vez que "Sálvame" decae, recurren a un "belenazo" para volver a liderar. Batió récords cuando el defensor del menor la acusó de utilizar mal la imagen de su hija o la última vez que regresó tras su desintoxicación. Es cierto que antes de confesar sus "adicciones", Belén sufrió una ligera caída de seguimiento puesto que llevaba años contando las mismas historias con una tremenda sobreexposición mediática. Pero ella, que sabe reinventarse como nadie, regresó con una trama nueva (sus demonios interiores) y la audiencia volvió a serle totalmente fiel.
Por tanto, no hay duda de que Belén sigue siendo la reina de las audiencias.

3. ¿Quién se lleva mejor con los compañeros?

Ahora mismo, Rosa Benito casi no tiene aliados en "Sálvame". Aunque, como suele pasar, tras su regreso llorará un poco más y todos terminarán perdonándole sus pecados. Rosa, al contrario que Belén, no ha tenido tantos enfrentamientos (ni tan graves) con sus compañeros. Ella es más de jugar el papel de víctima que el de guerrera.
A Belén Esteban hoy por hoy la adoran, pero no siempre fue así. Para muchos de sus compañeros y parte del público, Belén siempre ha sido la "niña mimada" de "Sálvame". Probablemente se le ha protegido mucho en algunos aspectos, aunque llegó un momento, tras enfrentarse a Kiko Hernández y desaparecer durante meses, que sus compañeros la machacaron de manera sistemática y sin ningún tipo de piedad.
Eso sí, durante su segunda estampida, cuando reconoció que tenía problemas de adicción, el programa dejó de hablar de ella para "protegerla" y cuando volvió, todos hicieron piña con la de San Blas.
Ya veremos lo que pasará en un futuro no muy lejano...

4. ¿Quién se comporta mejor en plató?

Rosa Benito suele ser más calmada, más actriz. Vamos, que puede montarse una obra de teatro ella solita. Controla sus movimientos y sus frases buscando la reacción del que tiene delante. Eso sí, recordemos que en una ocasión perdió los papeles y agredió a un invitado en directo.
Belén Esteban es algo caprichosa y malhumorada, a veces se va de plató cuando algo no le gusta (hecho que cada vez se repite menos), pero ante todo es espontánea y natural. Su forma de hablar, reír, comer... Es cierto que este comportamiento irrita a algunos espectadores y sobre todo a sus detractores, pero al fin y al cabo es lo que hace que Belén sea quien es.

5. ¿Quién tiene mejor imagen pública? ¿A quién quiere más la gente?

Rosa Benito interpreta el papel de ama de casa que siempre ha estado a la sombra de los suyos (en especial de su marido y de su cuñada, la gran artista Rocío Jurado) y que, por necesidades económicas, tuvo que reinventarse y trabajar como tertuliana en televisión. Muchas mujeres de mediana edad la adoran y la comprenden.
Puesto que Belén Esteban es mucho más famosa, también es más "odiada". Tiene el mismo número de fans que de detractores, por lo que es amada y odiada a partes iguales; y ella lo sabe. Sus detractores quieren creer que únicamente se trata de un producto televisivo en declive (nada más lejos de la realidad) y que es una auténtica estafa. Pero para su más fieles seguidores, tiene la imagen de una mujer luchadora, una superviviente enfrentada a la familia de su ex (Jesulín de Ubrique), que ha superado todos los obstáculos que le ha puesto la vida.
En apariencia, Rosa es más educada y más hermética que Belén, pero también es más falsa. Parece que siempre está interpretando, por lo que muchos no se fían de ella.
Belén ha cambiado con el paso del tiempo y de eso no hay duda. Sin embargo, transmite más verdad en sus declaraciones. Lógicamente, no siempre está en posesión de la verdad, pero emplea sus palabras con una firme convicción. Ella cree en lo que dice y guste o no, consigue transmitir esa sensación de autenticidad al espectador. Además, en muchos aspectos sigue siendo la misma chica de barrio que compra en los chinos y se pasea por el supermercado, lo cual hace que muchos se sientan identificados con ella.
Está claro que no podemos cuantificar el número de fans que tiene cada una, pero es cierto que Belén es un fenómeno social, algo que Rosa nunca ha sido.

La última reaparición de Belén Esteban, hace apenas unos meses, logró alcanzar un 25,7% de share, anotando el mejor registro de audiencia en los últimos cuatro años.
Por su parte, el regreso de Rosa Benito, aupó al programa de Telecinco hasta un 20,9% de share, anotando el mejor registro en lo que va de año, aunque perdió 7.000 espectadores con respecto al registro anotado la semana pasada por el polígrafo de Raquel Bollo.
El morbo que suscitaba la entrevista de Rosa, se debía en gran parte (por no decir totalmente) a su conflicto oculto con Belén. De ahí que hayan utilizado ese tema para calentar la silla a la colaboradora antes de su regreso y de ahí también que dejaran a Belén para el final, durante el reencuentro de Rosa con sus compañeros. De esa manera, tenían garantizado que el público se quedase pegado a la pantalla. 
Aunque finalmente la sangre no llegó al río, pues Belén impuso la ley del silencio y se negó a hablar públicamente de su problemática con la Benito, no hay duda de que la semana que viene los compañeros, siempre tan cizañeros y por qué no decirlo, un poco "metemierdas", tratarán de enfrentarlas al máximo. No hay necesidad alguna de fingir... Todos sabemos que la Esteban cabreada, vende mucho. Y mientras tratan de sacarla de sus casillas, Telecinco se frota las manos haciendo audiencias millonarias con el último escándalo de "Sálvame". 

Por tanto, no sabemos si llamar a ésto "rosanazo" o nuevamente "BELENAZO". En este último circo, ¿quién es la auténtica protagonista? Yo lo tengo clarísimo...


jueves, 3 de abril de 2014

Supervivientes 2014: Pascual y Anabel son expulsados, Carolina Sobe se incorpora y Bibiana Fernández resucita.


Los responsables de Supervivientes 2014 están haciendo todo lo posible para solucionar el desastre de las primeras galas. Para empezar, están inyectando savia nueva al programa, pero aún no sabemos si los nuevos concursantes van a ser todo lo prometen ser. Además se está explotando el poco erotismo que hay en las islas y unos malos rollos que no llegan a entretener del todo. El lunes 31 de marzo de 2014, durante la tercera gala, se despidieron el soso de Pascual y la pseudofolclórica Anabel Pantoja, y llegó la siempre desatada Carolina Sobe (exconcursante de Gran Hermano). Además, por fin Bibiana Fernández enseñó la patita y empezó a dar un poquito de juego.

video

Uno de los mejores momentos de Supervivientes 2011 fue cuando la mismísima Isabel Pantoja llamó en directo durante una de las galas para darle ánimos a su pequeño del alma (con su piel de canela), Kiko Rivera, que en aquel momento estaba dudando si seguir en el concurso o no. El pasado lunes se repitió la misma escena, pero en versión cutre. Este año era Anabel Pantoja, sobrina de Isabel, la que estaba en la isla absolutamente derrumbada, y fue Kiko Rivera el que llamó por teléfono para convencerla de que tenía que "luchar".

Este es el ejemplo perfecto que diferencia la edición 2011 (unas de las mejores de la historia) y la actual, la del 2014. Lo que antes eran personajes de cierto nivel y sorpresas, ahora es caspa e intentonas baratas para dar espectáculo.

De momento ha habido tres bajas (la de Oriana por decisión propia y las de Santana y Antonio Tejado por problemas médicos), lo que ha supuesto una oportunidad única para reformar el elenco. El primer sustituto fue, a priori, un error. Se trata de Tony, el novio de Oriana, que, por decirlo de algún modo, mucho don de la palabra no tiene. Aunque Tony, que el miércoles efectuó su salto en helicóptero, casi no ha hecho acto de presencia todavía. Pero lo mejor, es que en la última entrega del programa se vio llegar a Carolina Sobe como nueva superviviente de Cayo Paloma. ¿Es una buena opción?

video

Es la típica exconcursante de GH que ha intentado buscarse la vida como ha podido desde que salió de la casa de Guadalix, por lo que se le podría tachar de personajillo de segunda. Pero lo cierto es que la nueva promete dar juego. Carolina Sobe está completamente loca (lo dice ella y nosotros en el buen sentido) Apareció con peluca, vestida de la sirenita y el suyo fue el mejor momento de la gala. Ella sabe para qué la han llamado, sabe de televisión y puede ser un buen detonante entre los cada vez más ariscos habitantes de Cayo Paloma. "Soy chula y borde, y vengo con ganas de darlo todo". Esa fue su declaración de intenciones. Sobran las palabras.

Al parecer, Chelo García Cortés por fin habría llegado a un acuerdo con la productora para ir a Honduras. Da la sensación de que los del programa han cedido a todos los caprichos de la colaboradora para que les salve del naufragio ¿Será así?
Es cierto que Chelo tiene la ventaja de ser un personaje más o menos serio y que trabaja en Sálvame, la gran plataforma de Telecinco. Pero también es cierto que la periodista ha sido la gran decepción desde su entrada en Mediaset. De hecho, cada vez que abre la boca es todo un acontecimiento. Ya veremos lo que ocurre...

Se notaba en el ambiente que Jorge Javier Vázquez estaba enfadado con Anabel Pantoja. No es de extrañar, pues la "sobrinísima" no ha hecho otra cosa que llorar, llorar y llorar desde que llegó a Honduras. Se entiende que no sea fácil sufrir esas condiciones tan extremas pero el programa ya lleva muchos años en antena y sabía dónde se metía. Si no puede, que renuncie. Ah, no, es que si hace eso tiene que pagar una multa. Claro, es más fácil pedir la expulsión y llevárselo calentito a casa. ¡Aquí el que no corre, vuela!

video

Anabel por fin se fue pero no lo tuvo fácil. Primero fue expulsada por la audiencia en Cayo Paloma pero se quedó de piedra cuando su barca atracó en Isla Bonita. La concursante se dio cuenta de que su aventura no había acabado, sino que, como ya pasó con Aran Aznar la semana anterior, seguiría pero con otro grupo. Se derrumbó. No podía más. Fue entonces cuando llamó Paquirrín, pero ni con esas. Llegaron los "bonitos" y tuvieron que elegir entre ella y Aznar. Como ya se sabe, se quedaron con la segunda. ¡Gracias a Dios!

Otro que también se fue, por decisión de la audiencia, fue Pascual. ¿Nos importa? Pues no mucho, lo único que hacía era llorar y quejarse. Lo curioso es que estaba nominado con Viviana Figuereido, quien se salvó por segunda vez consecutiva. Algo inexplicable, por cierto.

video

Pero para reflotar Supervivientes nada mejor que los gritos y el sexo. Como de lo segundo no hay, Telecinco lleva una semana torpedeándonos con planos muy evidentes de las partes nobles de los concursantes, hombres y mujeres. De hecho, uno de los temas más candentes en Twitter es el "misterioso paquete" de Abraham García.

Broncas sí que hay, pero aún no son espectaculares. Lo novedoso es que, como dijo Jorge Javier, Bibiana Fernández ha empezado a "enseñar la patita". Ya se ha puesto guerrera y, además de vaga es mandona, un pelín dictatorial y se ha creado un nuevo enemigo: Rafa Lomana. Los dos, por cierto, están nominados junto a Yong Li (otro que por poco se pega con Katia, la hermana de Cristiano Ronaldo).

video

Belén Esteban y Raquel Bollo: el precio de la amistad.


Hace apenas unas semanas, cuando Aguasantas pisó el plató de Sálvame Deluxe para promocionar el posado que ha realizado para la revista Interviú junto a su hermana, se abrió un meloncito que ha resultado ser muy jugoso para el programa.
Durante la entrevista previa, a Aguasantas se le preguntó sobre la existencia de conflictos abiertos entre Raquel Bollo y sus compañeros de Sálvame. La chica, respondió que la única persona a la que Raquel podía "temer" sería a Belén Esteban por una presunta deuda económica, pero no dio más detalles al respecto.

Una vez en plató, cuando fue cuestionada por estas palabras, la joven se dirigió directamente a Belén y le preguntó si efectivamente Raquel le debía dinero. Belén, muy directa como todos sabemos, le contestó rápidamente que si le debía o no, "tres cojones le importaba a ella". Vamos, lo que se conoce como un "¡ZAS!" en toda la boca. 
Sin embargo, lejos de callarse, la chica (que sabe muy buen qué teclas debe tocar para pisar fuerte en el mundillo rosa), dijo la cantidad exacta de dinero que Belén le prestó a su exsuegra; nada más y nada menos que 12.000 euros. Raquel lo confirmó y confesó estar agradecida a Belén por haberle hecho ese favor en un momento muy difícil para ella. El tema podría haber quedado ahí, pero era un gancho demasiado valioso como para no ser utilizado por el programa, que se vale de las miserias de los colaboradores para subir la audiencia tarde tras tarde.

Raquel Bollo se sometió el pasado viernes al polígrafo y fue cuestionada acerca de este tema. La máquina de la verdad, reveló que la Bollo vivía por encima de sus posibilidades, que pudo haber pagado la deuda a Belén hace tiempo y no lo hizo, y que tampoco tenía intención de hacerlo con el sueldo que cobrara por su intervención esa noche. Por si esto fuera poco, la colaboradora dijo que había hablado en muchas ocasiones con Belén del tema y que ella le había dicho que de momento, no hacía falta que le devolviera ese dinero. Además, dejó caer que parte de la deuda ya estaba saldada pues le había entregado a la de San Blas en torno a 3.000 euros en ropa de su tienda a modo de pago.
Belén, muy pudorosa a la hora de hablar de temas económicos, empezó a mosquearse y se mostró visiblemente incómoda. No quiso ahondar en detalles, pero dijo que no habían hablado muchas veces, sino dos. Una de esas veces, la Bollo dijo que estaba dispuesta a vender su coche para pagarle, a lo que la de San Blas se negó rotundamente, pues lo consideraba innecesario y le dijo que pagara cuando pudiera permitírselo. Además, Belén confirmó que parte de ese dinero se lo había cobrado en ropa, pero que ni de lejos rondaba la cantidad anteriormente mencionada, sino la mitad.
En resumen, Belén Esteban se ha sentido decepcionada porque ha visto como su amiga Raquel Bollo ha hecho una serie de afirmaciones inciertas con el fin de que su imagen quede lo menos empañada posible. Sin embargo, lejos de intentar hacer sangre y a pesar de que sus compañeros no paran de malmeter para que se peleen, ella ha confirmado que quiere toda la pasta de vuelta pues no echa el dinero en saco roto, pero si tuviera que volver a prestárselo, lo haría sin dudarlo porque la considera su amiga. 

Pues bien. hoy en Facebook, Twitter y la página web de Telecinco, he leído cosas como: ¡Qué mala es Belén, que ha sacado este tema y le ha dado cuerda en lugar de callarse como una verdadera amiga!
¿Soy yo o el mundo se ha vuelta loco? Para empezar, ella no ha sacado el tema. Es más, intentó pararlo desde el minuto uno y precisamente es la que menos cuerda le está dando, pues además insisto en que se la ve visiblemente incómoda hablando de temas económicos. Para continuar, creo que hay una faceta solidaria de Belén que poca gente conoce y a mí me gustaría destacar, pues parece que sus detractores aprovechan hasta el más mínimo detalle para criticarla y de paso tratar de ensuciar su imagen, que en este caso está más que limpia.

Como todo el mundo sabe, el padre de Belén Esteban falleció hace años víctima del cáncer. Ella, que estuvo muy involucrada durante todo el proceso de la enfermedad, quiso agradecer al hospital donde tan bien habían cuidado de su padre y compró 100 sillas de ruedas. ¿Alguien sabe lo que cuesta una silla de ruedas? Pues un pastón y lo sé de primera mano. A raíz de este trágico suceso que marcó su vida, Belén ha colaborado de forma activa con la Asociación Española Contra el Cáncer y donó su caché íntegro tras dos intervenciones en el famoso programa Salsa Rosa. ¡Ojo! Ahora se gana mucho dinero en televisión, pero en aquella época, las cantidades que se pagaban era auténticas barbaridades.
Desde que se hizo famosa, realiza donaciones con frecuencia a una asociación de niños discapacitados de la que forma parte el hijo de una de sus mejores amigas de la infancia, que es discapacitado. Hace unos meses, también donó 12.000 euros a un niño con una de esas patologías calificadas como "enfermedad rara", para que pudiera viajar a Estados Unidos a participar en diferentes proyectos de investigación que tratan de encontrar una solución a su problema.
Por si todo esto fuera poco, todos conocemos el dato de que es la que sustenta la economía de toda su familia, empezando por su hija, madre, hermanos y su exmarido Fran Álvarez, al que mantuvo durante bastante tiempo y a cuya familia ayudó muchísimo, llegando incluso a pagar la hipoteca del piso de sus entonces suegros. 

Claro que Belén Esteban tiene defectos ¡y muchos!, pero como todos nosotros, también tiene virtudes. Creo que es bueno hacerse eco de los actos de generosidad que realiza un personaje público y no solo de sus polémicas y escándalos. Belén Esteban ha demostrado ser una persona solidaria y lo más importante es que lo ha hecho de una forma discreta. Podría haberse dedicado a contarlo en los platós de televisión igual que otras muchas cosas, pero no lo ha hecho. ¿Saben por qué? Porque la verdadera solidaridad es la que se ejerce de una forma anónima. Y eso, amigos, es algo con lo que se nace...


martes, 1 de abril de 2014

El chester de Risto camino al desván.


Pese a haber sido renovado, "Viajando con Chester" no consigue despegar y se va hundiendo lentamente emisión tras emisión. En el programa del pasado domingo, Risto Mejide marcó los peores datos de audiencia de esta primera temporada con poco más de un millón de espectadores y un 4,9% de share.

¿Cómo es posible que un producto que invita a la reflexión interese tan poco?

Desde que el programa empezó a emitirse hace apenas unas semanas, las comparaciones entre este formato y el espacio conducido por Jordi Évole, no han tardado en producirse. Ya saben lo que se suele decir: "las comparaciones son odiosas pero inevitables".
No niego que a primera vista ambos formatos puedan tener ciertas similitudes, pero basta emplear unos cuantos minutos de nuestro valioso tiempo, para darse cuenta de que en realidad, no tienen nada que ver.
Mientras Jordi Évole transmite una carismática cercanía que consigue hacer que el pueblo se sienta reflejado, Risto Mejide nos ofrece una particular lucha de egos, donde el famoso publicista intenta mostrar su lado más demagogo y populista desde un sofá tipo chester (de ahí el nombre del show, claro) que, además, está tapizado para la ocasión a tono con el entrevistado (como las rosas en el caso de José Luis Rodríguez Zapatero).

La principal diferencia entre "Salvados" y "Viajando con Chester", es que en este último, toma protagonismo el típico chascarrillo que deja en evidencia al entrevistado, pero sin hurgar en el fondo periodístico de la cuestión; es decir, se queda en preguntas efectistas en busca de respuestas efectistas, con el único objetivo de convertirse en carne de zapping.

Un show hecho por y para Risto Mejide, que sigue derrochando ese controvertido instinto de provocador que descubrimos en Operación Triunfo y que ha propiciado una particular resaca de titulares. Su chulería puede caer bien o mal, pero lo que está claro es que no deja indiferente a nadie y menos aún a sus entrevistados, que se ven obligados a lidiar con la prepotencia que desprende su personaje. Esa lucha de egos es la mejor baza para que este nuevo enfrentamiento de la palabra triunfe en Cuatro. Una decisión arriesgada por parte de Mediaset, pues su nuevo formato es bueno, pero no tan bueno (a nivel televisivo) para llegar a la masa ciudadana como el de Jordi Évole.

Mucho me temo que si la audiencia sigue cayendo en picado como hasta ahora, el programa tiene los días contados. Personalmente creo que sería una pena, pues otro de sus puntos fuertes es la presencia de personajes que no se prodigan demasiado por televisión (salvo alguna excepción) y menos aún para conceder entrevistas. 
Para ilustrarles con algunos ejemplos, les dejo un resumen de la última entrega del programa, con una serie de reflexiones que me surgieron tras escuchar las duras y emotivas palabras de cada uno de los invitados.

En el último episodio, Risto sentó en el chester a Elpidio Silva, el juez suspendido por el Consejo General del Poder Judicial al haberse abierto juicio oral contra él por prevaricación y abuso de poder en relación con el Caso Blesa; y a Rosa Rodero, esposa de una de las víctimas de ETA. "Perdiendo el juicio" se llamaba esta quinta entrega del programa, cuyos datos son prácticamente la mitad que los obtenidos en su debut donde superó los 2 millones de espectadores con un 9,5% de share.

Rosa Rodero recordó en "Viajando con Chester" el día del atentado que le costó la vida a su marido, un desgarrador relato que dejó sin palabras a Risto Mejide. Rodero describió cómo, al oír el revuelo en la calle, pensó que podía tratarse de su marido y al aproximarse al lugar de los hechos confirmó sus sospechas.
La viuda de Joseba Goikoetxea explicó a Mejide que los dos años posteriores al atentado fueron los más duros. Después, Rodero encontró en los ideales de su marido la fuerza necesaria para seguir adelante. "¿Cómo seguir adelante con tanto dolor", preguntó Risto. "Compartir tu dolor con el dolor de otras víctimas, te ayuda a superarlo", explicó la invitada.
Pero sin duda uno de los momentos álgidos de la charla de Mejide con Rosa Rodero, fue el encuentro cara a cara y el perdón a los verdugos que asesinaron a su marido. "Lo importante es que la gente que ha hecho daño se de cuenta de ello y luchen porque eso no vuelva no pasar". Según Rodero, "no hay vuelta atrás" para la banda terrorista ETA.

El segundo invitado, Elpidio Silva, puso de manifiesto lo que la mayoría de nosotros ya sabíamos desde hace mucho tiempo. Pero lo importante de este asunto es que, aunque sea una obviedad, por primera vez es un juez el que se atreve a hablar de ello claramente en un medio de comunicación: 
Al oír sus palabras, no pude evitar acordarme del juez Baltasar Garzón, que en 2012, fue expulsado de la judicatura tras haber sido condenado por el Tribunal Supremo a once años de inhabilitación por un delito de prevaricación durante las escuchas del Caso Gürtel.

Es cierto que ambos cometieron errores (a efectos legales) y por ello, comprendieron su presencia ante un tribunal. Pero después de toda una vida trabajando para este nuestro Sistema, se dieron cuenta (y nosotros con ellos), de que hay otro culpable al que nunca se le acusa de nada; el propio Sistema.
Estos jueces se revelaron contra él porque lo consideraban injusto y hay algo en lo que sí tenían razón, el Sistema no funciona. Los retrasos en los juzgados dejan a los criminales en la calle, con dinero se compran jueces y sentencias, las políticas influyen para crear leyes injustas y partidistas. Ambos creyeron que el precio que tenemos que pagar para mantener este Sistema es demasiado alto y no estuvieron dispuestos a seguir pagándolo durante más tiempo.